VPH en hombres

Todo lo que debes saber

Un dato: el Virus del Papiloma Humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más común en hombres y en mujeres a nivel mundial. Otro dato: la mayoría de las personas que lo portan no lo saben. Otro dato más: de los 110 VPH que se conocen hasta la fecha, 40 pueden ser contraídos por varones.

Por qué si dicha enfermedad es tan común en los hombres, muy pocos hablan de ello; quizá las principales razones sean el desconocimiento y la desinformación, ya que ésta suele asociarse sólo con mujeres. ¡Error!

Seguimos con los datos: según algunas estimaciones recientes, todos los hombres padecerán VPH en algún momento de su vida. ¡Todos! Como vemos, se trata de una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) muy fácil de contraer y de contagiar.

La buena noticia es que por lo general se trata de casos de bajo riesgo; cuando es así, el sistema inmunológico del organismo se encarga de eliminar el virus, sin detonar alguna molestia o síntoma. Sin embargo, nadie está exento de desarrollar casos de alto riesgo que se caracterizan por la presencia de verrugas genitales y, en el peor de los casos, cáncer.

¿Cómo afecta el VPH a los hombres?

Las verrugas visibles asociadas con el Virus del Papiloma Humano en hombres aparecen en el pene, en el escroto (la piel que cubre los testículos), alrededor del final del tracto digestivo y en los glúteos, aunque también hay reportes de presencia en los muslos, la conjuntiva, la laringe y la boca.

Puede surgir una sola o varias, en forma de racimo o coliflor, planas o con relieve. Aunado a los problemas estéticos propios de esta afección, las verrugas llegan a ocasionar dolor, comezón o hipersensibilidad.

La aparición de dichas lesiones cutáneas no es inmediata; incluso pueden desarrollarse varias semanas o meses después del contacto sexual (que, además del roce de la piel, es la principal vía de contagio). Respecto de este punto, es necesario establecer que las relaciones sexuales riesgosas aplican en igual medida si son anales, vaginales u orales.

Si eres hombre y tienes VPH, ¿qué debes hacer? 

Ante la menor sospecha, acude de inmediato a consulta con un médico especialista para obtener un diagnóstico certero. Como primer medida, el coloproctólogo realizará una inspección minuciosa, conocida como Penoscopía y que consiste en revisar ciertas áreas como: meato urinario, prepucio, pubis, escroto y frenillo.

Este estudio es sencillo, no invasivo, rápido y seguro que busca detectar, a simple vista, verrugas propiciadas por el VPH.

Combate contra el VPH

Aunque en la actualidad no existe un tratamiento que erradique por completo este virus del cuerpo humano —en este caso, de los hombres— sí hay varias alternativas para combatirlo. Las principales son:

  1. Cremas (uso tópico)
  2. Criocirugía
  3. Radiofrecuencia
  4. Láser

Al eliminar las verrugas con cualquiera de estos métodos se disminuye considerablemente la infectabilidad, detonando en cierto momento (luego de uno o dos años) la inmunidad.

La importancia de la vacuna

La aplicación de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), por fortuna, es una medida eficaz tanto para hombres como para mujeres, de amplia difusión. Incluso previene el desarrollo de cáncer causado por este virus.

En Estados Unidos, por ejemplo, se han aprobado tres vacunas contra el VPH, recomendada para todas las personas a partir de los 11 años de edad.

Finalmente, siempre se recomendará el uso de métodos anticonceptivos de barrera que reducen de manera importante las posibilidades de contagiarse o transmitir esta ETS.

Si sospechas que vives con esta enfermedad, agenda una cita. Te espero.

Leave A Reply

Your email address will not be published.